Steve McQueen
El director británico Steve McQueen adapta una dura serie británica de los años 80 para hacer un seco y brutal retrato de Chicago.
La película ganadora del Oscar 2014 es un retrato áspero y brutal de la esclavitud y el racismo que logra lo que pretende: para perdonar hay que conocer.
La lucidez de un durísimo y desolador retrato de un tabú contemporáneo (la adicción al sexo) queda mermado por decisiones poco inteligentes del director británico.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.