Simon Curtis
Película encantadora por su empaque, sus intérpretes y su llamada a la nostalgia.
La batalla legal de una mujer para recobrar obras de arte que los nazis confiscaron a su familia, muy bien contada e interpretada, con Helen Mirren de protagonista.
Inteligente película que esquiva el biopic convencional para ofrecer un pequeño ensayo trágico sobre el cine y la vida, encarnado en un mítico juguete roto.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.