Pierre-François Sauter

18.Mar.2015
Una durísima historia, unas inspiradas interpretaciones y una realización ajustada “cocinan” este interesante y adusto retrato de las heridas que deja la mafia.