Justin Baldoni

13.Sep.2019
Dos adolescentes que padecen fibrosis quística y están ingresados en el hospital para tratarse, acaban enamorándose. La pareja deberá luchar para mantener viva su relación, con una única regla: separarse con una distancia de dos metros para evitar que ambos se puedan contagiar.