Billy Wilder

Sabrina

En 1954, Wilder consolidó el reinado de Audrey Hepburn, que el año anterior había deslumbrado en Vacaciones en Roma. El arranque es memorable.

Uno, dos, tres

Divertida sátira de Wilder sobre las relaciones entre el capitalismo y el comunismo en la Alemania de los años 60, con un magistral trabajo Cagney.
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico los titulares de Aceprensa