Periódicos en Internet: un éxito no rentable

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 8s.

La prensa de EE.UU. prospera en Internet y languidece en el papel. En el primer trimestre de este año, su audiencia en la red fue mayor que nunca: 56 millones de internautas (uno de cada tres) visitaron al menos una vez al mes la web de algún periódico, lo que supone un 8% más que en el mismo trimestre de 2005. En todo el año pasado, las visitas subieron un 21%, y el número de páginas leídas, un 43%. Son datos recién publicados por la Asociación Americana de Periódicos (NAA).

Pero, también según la NAA, la difusión de las ediciones en papel sigue cayendo lentamente: un 2,6% en el último semestre estudiado (octubre 2005-marzo 2006). Del descenso no se libran grandes cabeceras como el “Washington Post” (-3,7%) o “Los Angeles Times” (-5,4%).

La noticia buena no consuela del todo por la mala, porque casi todos los beneficios de los periódicos vienen de las ediciones impresas. Scott Bosley, director ejecutivo de la Sociedad Americada de Editores de Periódicos (ASNE), expresa la cuestión con toda claridad: “Tenemos más lectores que nunca gracias a Internet. El problema es que no hemos descubierto una forma de ganar dinero con esos lectores. No hemos encontrado un nuevo modelo de negocio”.

La excepción es “The Wall Street Journal”, que tiene una difusión media superior a dos millones de ejemplares diarios y también gana dinero con su edición digital, que es de pago. La razón del éxito, sostiene Bosley, es que el WSJ ofrece información especializada -económica y financiera- por la que hay lectores dispuestos a pagar, porque la necesitan para sus negocios.

Por eso, la fórmula del WSJ no parece servir de modelo a los diarios generalistas. El que pretenda cobrar verá emigrar su audiencia a los competidores gratuitos, que en gran parte ofrecen lo mismo: según un estudio publicado en marzo por el Project for Excellence in Journalism (Universidad de Columbia), las 14.000 noticias que ofrecía Google News (versión para EE.UU.) cierto día de 2005 se referían a solo 24 hechos distintos. Así que los periódicos cobran solo por la consulta del archivo o por contenidos especiales; pero ni con esos servicios extra ni con el aumento de la publicidad logran todavía la rentabilidad.

De todas formas, la prensa norteamericana no está al borde de la quiebra, ni mucho menos. Su margen de beneficios ha bajado en el último año, pero está en un muy saludable 18%.

ACEPRENSA