Los jóvenes europeos estudian más lenguas, pero las practican poco

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 39s.

Desde el comienzo de los años 70 viene reforzándose en Europa la enseñanza de idiomas en la enseñanza primaria y secundaria. Pero esto, a menudo, no significa que los estudiantes lleguen a hablar con soltura una lengua extranjera. Estas son algunas conclusiones del estudio que ha realizado el programa Eurydice de la Unión Europea (Key Data on Education in the European Union), que será publicado este mes.

Según el documento, la mayoría de los estudiantes europeos comienzan a aprender idiomas entre los 8 y los 10 años, o incluso a los 6 años en Luxemburgo. Pero la investigación matiza el optimismo de los datos advirtiendo que, “en general, sólo la mitad de los que aprenden un idioma extranjero son capaces de mantener bien una conversación. Por ejemplo, en la UE, un tercio de los jóvenes entre 15 y 24 años no pueden conversar en una lengua extranjera, a pesar de que el 89% han estudiado al menos una”.

De todas las lenguas de la UE, la más popular es el inglés, seguida del francés y del alemán. En el conocimiento del inglés, el cambio generacional es patente: en 1994, sólo el 21% de las personas mayores de 55 años sabían inglés, frente al 65% de las de 15 a 24 años. En 1991-92, el 83% de los estudiantes de enseñanza secundaria de la UE aprendían inglés como lengua extranjera, mientras que el 32% estudiaba francés y el 16% alemán. La primacía del inglés sólo se rompe en la zona flamenca de Bélgica, a favor del francés.

Este idioma es el segundo más estudiado como lengua extranjera -tras el inglés- en la enseñanza secundaria en todos los países de la UE, excepto Dinamarca. En Gran Bretaña e Irlanda, el francés es la lengua extranjera más enseñada, con porcentajes del 59% y 69%, respectivamente. En España, aunque mantiene su segundo puesto, ha perdido muchos alumnos.

El alemán atrae a su órbita a los países vecinos. Es la segunda lengua extranjera -tras el inglés-, en Dinamarca (58%). En Holanda, donde más de la mitad de los alumnos estudian dos o tres idiomas, el alemán es estudiado por el 53%, tras el francés (65%) y el inglés (96%). En España lo estudian el 0,3% de los alumnos de enseñanza secundaria, mientras que el 10% estudian francés, y el 92%, inglés. En Irlanda, ya alcanza al 25% de los estudiantes y en Francia al 27%. En cambio, en Grecia, Portugal o Italia, el interés por esta lengua era mínimo a comienzos de los 90.

En cuanto al mejor camino para aprender otro idioma, Jean-Pierre Van Deth, director de Expolangues, una feria anual parisina sobre idiomas, dice que “es preferible estudiar media hora todos los días que tres horas a la semana, porque mantiene mejor el lenguaje en la mente y hace más fácil pensar en ese idioma”. Recomienda a los que necesitan aprender un idioma rápidamente un curso intensivo de cinco a seis horas al día, en el país de origen, si es posible.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para socios de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres socio conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no eres socio, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.