La sociedad de las extravagancias

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Una de las características de nuestra época es la frecuencia y aceptación social de conductas y acciones extravagantes en público, no como hechos aislados, sino como tendencia. Extravagante viene de extra-vagare, que es ir fuera de lo acostumbrado, normal o usual. Por eso mismo llama la atención. Si veo por la calle a un policía con un gorro de cocinero, pienso que es extravagante. Hay muchos tipos de extravagancias. Unas son festivas, inocuas, de simple diversión. Otras superan el límite

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares