La revista “First Things” celebra su 20 aniversario

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

First Things fue uno de los audaces proyectos del sacerdote Richard John Neuhaus quien, además de fundador-editor, mantuvo una colaboración fija con el título The Public Square -“La plaza pública”- hasta su fallecimiento el año pasado (ver Aceprensa, 12-01-2009).

La revista apareció por primera vez en marzo de 1990 y en su declaración de intenciones reconocía abiertamente la importancia de la religión en la vida pública y “de la vida pública en la religión”. Desde entonces, First Things ha desempeñado un importante papel en la defensa de los valores religiosos en la opinión pública de Estados Unidos y ha impulsado el diálogo entre católicos, protestantes y judíos.

El último número (marzo 2010) está dedicado a conmemorar el vigésimo aniversario y lo hace publicando de nuevo algunos de los artículos más relevantes de lo que se anunciaba como una publicación de “religión, política y cultura”. Junto con el primer editorial, en el que se señala que su intención es relacionar la religión con los ámbitos públicos, como la cultura o la política, se reproduce, por ejemplo, el artículo en el que el propio Neuhaus cuenta su conversión al catolicismo y otros sobre el aborto, la mujer o los desafíos del cristianismo actual. First Things consiguió aglutinar en su consejo editorial a intelectuales destacados como George Weigel, Michael Novak o Mary Ann Glendon, entre otros.

Las colaboraciones reunidas en el número 201 ponen de manifiesto no sólo la profundidad de los análisis o el renombre de los autores, sino la oportunidad, el estilo y al mismo tiempo la falta de respeto humano de personalidades coherentes en la defensa de sus convicciones.

Joseph Bottum, actual director de First Things, recuerda que su propósito no es ser una revista religiosa. Se trata más bien de una publicación que reivindica la importancia de la perspectiva religiosa en la comprensión de los problemas actuales. “Vivimos en tiempos -concluye- que son, de alguna forma, más peligrosos para la cultura y la vida pública que los años en que First Things nació. Y vivimos también en tiempos que, a su modo, son más duros para la práctica religiosa y la vida intelectual de los creyentes”. Consolidada como referencia entre el público norteamericano, hoy continúa su tarea sin su fundador.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares