La agencia France Presse refuerza sus servicios en inglés

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 15s.

Mientras el gobierno francés quiere prohibir por ley el uso innecesario del inglés en la publicidad y en los actos públicos, la principal agencia de noticias, France Presse (AFP), ha previsto reforzar sus plantillas de redactores en inglés en las oficinas de París, Washington y Hong Kong.

El objetivo prioritario de AFP es aumentar su cuota de clientes en el mercado mundial de medios de comunicación, y para ello considera imprescindible mejorar la calidad de los servicios que ya produce en inglés, la lengua que hoy comprenden más personas. Actualmente, AFP produce en inglés un 15% de sus noticias, que llegan cada día a 2.000 medios de comunicación. El 60% de la información se difunde en francés y otras versiones de sus servicios se ofrecen en español, alemán, portugués y árabe.

La estrategia empresarial de AFP sigue diversas líneas. En primer lugar, depender menos de la financiación pública, pues actualmente el 45% de sus ingresos provienen de clientes vinculados al gobierno francés, de oficinas gubernamentales y de las embajadas de Francia. Otra meta es la expansión en Asia, a través de AFP-Extel, la rama de noticias financieras en inglés, negocio en participación con el británico Financial Times.

El plan consistiría en duplicar el tamaño de AFP-Extel, que, lanzado en 1991, emplea a 68 personas y ofrece programas diarios recibidos en las pantallas de 15.000 hogares. Por último, la agencia pretende desarrollar productos multimedia, como los discos CD-ROM, que permitirían a los usuarios conservar la información, fotografías y gráficos producidos por la agencia.

A más a largo plazo, el presidente de AFP, Lionel Fleury, asegura que se estudia lanzar un servicio en chino. Con más de 2.000 periódicos, China constituye un mercado prometedor, siempre y cuando permita la competencia con la agencia estatal de noticias china, que por ahora ostenta el monopolio.

AFP, fundada en 1835, da trabajo a 2.000 personas, de las que 1.095 son periodistas repartidos en 100 oficinas de todo el mundo. Además recibe informaciones de varios miles de colaboradores independientes. Su salud económica ha mejorado en los últimos años; las pérdidas de 1993 fueron de 16,9 millones de francos, frente a los 27,4 millones de 1992.

La independencia de la agencia está garantizada sobre el papel por una ley de 1957. No obstante, además del problema mencionado del origen de sus recursos, está la composición de los 15 puestos del consejo de administración: tres representan al gobierno, y de los 12 restantes, ocho a los medios de comunicación privados, dos a las organizaciones estatales de difusión y otros dos a los empleados de la agencia.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares