EE.UU. liberaliza el mercado de los medios de comunicación

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de EE.UU., presidida por el republicano Michael Powell, hijo del Secretario de Estado, aprobó el lunes 2 de junio, por tres votos a favor y dos en contra, una nueva reglamentación que supone un relajamiento de las medidas antimonopolistas vigentes desde 1941 (ver servicio 21/03).

La FCC admitirá, en adelante, que una misma compañía sea propietaria de un periódico, una radio y una televisión que operen en un mismo territorio, algo prohibido desde 1975. La medida será válida para las 100 ciudades más importantes.

A partir de ahora, una cadena televisiva podrá controlar hasta el 45% de la audiencia nacional a través de las emisoras locales asociadas (antes el tope era el 35%). Por otro lado, será posible que un periódico entre en el negocio televisivo, algo vedado hasta el momento. Bajo la nueva regulación, será posible que una misma empresa tenga hasta tres televisiones locales en una misma ciudad que tenga más de dieciocho, con la limitación de que una empresa sólo podrá ser propietaria de una de las cuatro televisiones locales con más audiencia. Hasta ahora, y desde 1964, una misma empresa sólo podía tener dos.

La FCC ha mantenido la prohibición, vigente desde 1946, de realizar fusiones entre las grandes cadenas nacionales de televisión: ABC (Disney), NBC (General Electric), CBS (Viacom) y FOX (News Corp.). Conviene recordar que Rupert Murdoch (ver servicio 59/03), propietario de News Corp., es señalado por los opositores a la nueva regulación como el principal beneficiario potencial. En EE.UU. Murdoch es dueño de la editorial HarperCollins, de la cadena de televisión Fox, de la revista sobre televisión TV Guide, de DirecTV (principal operador de TV vía satélite en el país), de la productora cinematográfica Fox, del diario New York Post y del semanario The Weekly Standard. Además tiene varios canales de televisión por cable y por satélite.

La consulta pública previa realizada por la FCC deparó más de 750.000 cartas y correos electrónicos que pedían que no se relajaran los límites. Powell, presidente de la FCC, ha declarado que el mantenimiento de la regulación hasta ahora vigente no era una opción viable. “Sin la reforma de hoy, esas reglas hubieran tenido, sin lugar a dudas, una muerte lenta”. (Ver al respecto el servicio 156/02, sobre las conclusiones de los autores de el libro Media Concentration in the European Market; el servicio 86/02 recoge la postura de semanario The Economist sobre los conglomerados mediáticos).

En contra de la nueva regulación

Los grandes holdings de la comunicación insisten en que las medidas se quedan cortas, porque el panorama ha cambiado notablemente. El 90% de la población estadounidense -dicen- está conectada a múltiples canales de televisión por cable o por satélite. Kenneth Ferree, de la FCC, afirma que “en 1975, las tres grandes cadenas nacionales de televisión tenían una audiencia conjunta en prime time del 95%. Ahora, las cuatro más grandes representan menos del 50%”.

Entre los contrarios a la nueva regulación se encuentran Ted Turner, fundador de CNN, así como directivo y accionista de AOL Time Warner, que engloba a Turner Broadcasting, y Barry Diller, fundador de Fox Network, ex presidente de Universal Studios y actual presidente de USA Interactive, importante accionista de Vivendi Universal (ver servicio 104/02).

“Necesitamos más regulación, no menos”, señaló Diller hace dos meses. Diller no ve con buenos ojos que las 5 grandes empresas de comunicación norteamericanas dominen el 70% de la audiencia del prime time en televisión. Tampoco que, en el panorama radiofónico, la cadena Clear Channel Communications, propietaria de más de 250 emisoras, reúna a más del 25% de los oyentes. En algunas ciudades las 4 emisoras líderes concitan al 70% de la audiencia radiofónica. Por último, señala Diller, seis operadores de cable tienen el 80% de la clientela.

Turner, en un artículo publicado en The Washington Post, vaticinaba que los cambios introducidos por la FCC harán aún mayor el dominio del mercado por parte de las grandes empresas mediáticas. En cambio, John Sturm, presidente de la Asociación de Propietarios de Periódicos de América, ha saludado la nueva normativa de la FCC: “La calidad de los programas informativos mejorará notablemente, y a la larga el público saldrá beneficiado”, declaró Sturm.

Ahora, aprobada la nueva reglamentación por la FCC, empezará la batalla judicial. Powell espera el respaldo de los tribunales, mientras los que se oponen esperan que los tribunales defiendan el pluralismo informativo que, según ellos, ha sido debilitado por la normativa de la FCC.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares