Diccionario de citas

MARCOS ROMÁN
Lector de El País (Madrid), en una carta a este periódico (25-X-2000) comenta sobre la detención de un terrorista en Sevilla:

“El terrorista herido que la policía detuvo recientemente gritaba: ‘No disparen, voy desarmado’. Apelaba así a una ley elemental de humanidad. Los policías obedecieron esa ley. Es una lástima que él no se guiara por esa norma un rato antes, cuando disparó y mató a un hombre desarmado”.

VÁCLAV HAVELPresidente de la República Checa, comenta sobre algunos anuncios que se emiten por televisión (New York Times, 22-VIII-2000):

“Un hombre bien parecido, bronceado y musculoso, corre por una bonita playa, con un cielo azul de fondo. Una guapa chica corre hacia él, y los dos son felices simplemente porque toman tal vitamina o tal otra bebida. Habría que analizar la estupidez de este mundo, que se nos ofrece como si fuera la felicidad humana. Si millones de espectadores lo miran y se lo creen, aunque sus vidas sean completamente distintas, se trata de una cosa seria que dice mucho de nuestra civilización y de sus problemas”.

JOSÉ LUIS GARCÍA GARRIDOCatedrático de Educación Comparada, escribe en ABC (26-IX-2000):

“A los profesores hoy se nos pide cualquier cosa: que seamos enfermeros, guardias de la porra (sin porra), expertos informáticos, animadores culturales, árbitros deportivos, asistentes sociales, relaciones públicas, consejeros sentimentales, sindicalistas liberados… Cualquier cosa, quizá, menos las únicas que sabemos, o que deberíamos saber”.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares