Científico, lee literatura

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Steve Jones, profesor de genética en el University College London y autor de obras de divulgación, da algunos consejos a quienes desean escribir sobre temas científicos con destino al público general (The Daily Telegraph, Londres, 25-I-95).

Para escribir sobre ciencia, lo mejor es leer literatura. (…) El único consejo realmente útil que se puede dar a un aspirante a escritor es aquel tan antiguo: emplea las mejores palabras posibles en el mejor orden posible. Para aprender a hacerlo, no mires a la ciencia -cuyo cometido principal es generar ideas, no comunicarlas-, sino a la literatura.

(…) El requisito quizá más importante para convertirse en escritor profesional se contiene en este principio: quien no lee por placer, es imposible que gane dinero escribiendo.

Por supuesto, algunos científicos leen por gusto, pero muchos otros no. Éstos no se preocupan de divulgar, sino de investigar. No toman la pluma más que para publicar sus conclusiones en las revistas técnicas. Cualquiera que trabaje en la redacción de una publicación científica conoce los manuscritos de esos especialistas. Dan un sentido nuevo a la expresión “el inglés como lengua extranjera”. Sus autores no han leído nunca otra cosa que no fuera ciencia, y se nota.

Por varias razones, los norteamericanos son los peores. Quizá tengan la culpa esos cursos obligatorios de Escritura Creativa. Para los que no tengan un mínimo de interés por la literatura, esos cursos tienen tanta utilidad como unas clases de apreciación musical para sordos. Una y otra vez, el brillante científico, demasiado ocupado para leer la prensa diaria, cuando intenta divulgar su trabajo casi sin excepción fracasa. Aunque parezca obvio, no está de más decir esto: si no lees los periódicos, no te metas en el periodismo. La literatura científica, para que pueda explicar algo, primero tiene que ser buena prosa.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares