Turquía restringirá el aborto

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdoğan, ha anunciado un proyecto de ley para restringir el aborto, actualmente libre en las diez primeras semanas de embarazo y permitido después por peligro grave para la madre. El gobierno pretende reducir el plazo a ocho semanas y limitar los motivos médicos a los casos realmente urgentes.

“Considero el aborto un crimen –dijo Erdoğan–. Nadie tiene derecho a autorizar la muerte de un niño, sea en el vientre de la madre o después del nacimiento”.

La tase de abortos en Turquía está en unos 205 por mil nacidos vivos (2008), algo menos que en España (219) en el mismo año.

Erdoğan también habló contra la proliferación de cesáreas, que han pasado del 14% de los partos en 1998 al 46% en 2010. La OMS estima que la proporción normal está en el 5-15%, y el colegio turco de ginecólogos y obstetras reconoce que se abusa de la cesárea. El ministro de Sanidad, Recep Akdag, lo atribuye –dice la corresponsal de La Croix– a la comodidad de los médicos y al interés de los hospitales privados, que con la cesárea cobran más.

Erdoğan, por su parte, añade que el exceso de cesáreas es también “un procedimiento para reducir y controlar la población”, porque pueden dificultar partos ulteriores. El caso es que la fecundidad en Turquía ha bajado de 3.14 hijos por mujer en 1980 a 2,11 en 2009. El primer ministro anima desde hace tiempo a los matrimonios a que tengan por lo menos tres hijos.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares