Sedación y eutanasia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 12s.

En la web de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) se encuentra una Guía Médica uno de cuyos apartados se refiere al recurso a la sedación, de la que tomamos algunos párrafos. (http://www.secpal.com/guiasm/index.php).

Concepto de Sedación paliativa

Se entiende por sedación paliativa la administración deliberada de fármacos, en las dosis y combinaciones requeridas, para reducir la consciencia de un paciente con enfermedad avanzada o terminal, tanto como sea preciso para aliviar adecuadamente uno o más síntomas refractarios y con su consentimiento explícito, implícito o delegado.

Concepto de Sedación terminal o sedación en la agonía.

Se entiende por sedación terminal la administración deliberada de fármacos para lograr el alivio, inalcanzable con otras medidas, de un sufrimiento físico y/o psicológico, mediante la disminución suficientemente profunda y previsiblemente irreversible de la consciencia en un paciente cuya muerte se prevé muy próxima y con su consentimiento explícito, implícito o delegado.

La Guía considera que el término de “Sedación Terminal” puede ser confuso, ya que puede interpretarse como que es la sedación la que termina con el paciente y por ello es mejor sustituirla por Sedación Paliativa en la Agonía.

Consideraciones éticas

La prescripción de la Sedación Paliativa pasa por cumplir una serie de consideraciones o requerimientos éticos:

1. Existencia de un síntoma refractario.

Por síntoma refractario se entiende:

Síntoma que no puede ser adecuadamente controlado a pesar de los intensos esfuerzos para hallar un tratamiento tolerable en un plazo de tiempo razonable sin que comprometa la consciencia del paciente

2. Objetivo de reducir sufrimiento o distrés.

3. Reducción proporcionada del nivel de conciencia a la necesidad del alivio del sufrimiento

Respecto al consentimiento, advierte que no debe entenderse por tal el consentimiento informado por escrito. En el contexto de Cuidados Paliativos, no sólo es difícil de obtener sino a veces inoportuno y nocivo. El consentimiento verbal del paciente debe considerarse suficiente, pero se considera imprescindible que quede registrado en la Historia Clínica.

Diferencia entre Sedación y eutanasia

El comité de Ética de la SECPAL hace una explícita diferenciación entre sedación y eutanasia, en cuanto a intencionalidad, proceso y resultado.

.
Intencionalidad
Proceso
Resultado
Sedación
Aliviar el sufrimiento refractario
Prescripción de fármacos ajustados a la respuesta del paciente
Alivio del sufrimiento
Eutanasia
Provocar la muerte para liberar el sufrimiento
Prescripción de fármacos a dosis letales que garanticen una muerte rápida
Muerte
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares