“Mi papá se llama Donante”

El estudio más completo realizado hasta la fecha sobre personas concebidas con esperma de donante muestra que acusan la ausencia del padre natural de modo semejante a los hijos adoptivos. Tienen también problemas psíquicos y de conducta parecidos, y en algunos aspectos peores. Las personas concebidas con esperma de donante sienten inquietud o confusión acerca de sus orígenes, en mayor grado que quienes son hijos adoptivos. Uno de sus principales temores es el pensamiento de que pueden tener medio hermanos,

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares