Legalización y prevención no van cómodas de la mano

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 45s.

Antonio María Costa, economista de 61 años, es el director ejecutivo de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito. En una entrevista publicada en El País (23 junio 2003) afirma que la lucha policial y la prevención son mejores soluciones para atajar el problema de las drogas que la legalización.

Al hablar de soluciones, Antonio María Costa responde que “hay que luchar de forma contundente contra la demanda, no solo contra la oferta. Para ello seguiremos con nuestra línea actual centrada en la prevención (sensibilización de la opinión pública y educación) y el tratamiento de los drogadictos. Soy un fuerte defensor de la prevención. Hay que educar a los más jóvenes desde pequeños. La escuela, la familia, la Iglesia y las ONG tienen un papel fundamental”.

La legalización de las drogas sigue en debate, con la novedad de que ahora la solicitan algunas ONG. Costa lo ve de otra manera, incluso personalmente: “En los convenios de 1961, 1971 y 1988 queda claro que el cultivo, la producción y el tráfico de drogas es ilegal. Cuando la mayoría de los gobiernos opten por la modificación de estos convenios se producirá un cambio de política, pero de momento ninguno se mostrado partidario de la legalización. Las ONG tienen mucha persuasión mediática, pero desde un punto de vista electoral tienen una fuerza muy limitada. Por otro lado, yo creo que la venta liberalizada podría fomentar el grado de adicción, como pasó en China el tiempo que se permitió la venta de opio. La legalización quizás resolvería ciertos aspectos, como el problema de los crímenes relacionados con la droga, pero fomentaría el consumo”.

Una solución podría ser la legalización unida a una permanente lucha basada en la prevención. Costa responde que “no tiene sentido legalizar las drogas cuando con el tabaco, que también lo es, se está haciendo el camino inverso de forma contundente, y con la obtención de buenos resultados”.