La eutanasia no es un derecho constitucional

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Sentencia del Tribunal Supremo norteamericano

El Tribunal Supremo norteamericano ha dictaminado, por unanimidad, que la Constitución no otorga a los enfermos terminales derecho a la eutanasia. Por tanto, los Estados pueden prohibir la cooperación al suicidio, pero también legalizarla. La Asociación Médica Americana ha aplaudido la sentencia.

El fallo confirma la validez de sendas leyes, promulgadas en los Estados de Washington y Nueva York, que establecen como delito punible la eutanasia practicada por un médico a petición del paciente (ver servicio 159/96). Los tribunales inferiores las habían declarado contrarias al derecho a la privacidad, que en su día el Supremo consideró implícito en la Constitución.

En cambio, el Estado de Oregón aprobó por referéndum en 1994 una ley que autoriza la cooperación médica al suicidio. La medida no se ha llegado a aplicar, pues fue recurrida ante los tribunales, que la dejaron en suspenso hasta que se resuelva el caso. El Parlamento del Estado ha decidido volver a someter la cuestión a los electores en noviembre próximo.

En previsión de que pudiera ponerse en práctica la ley de Oregón, en abril pasado el Congreso promulgó otra que prohíbe usar fondos federales para pagar la eutanasia. La razón es que los responsables del sistema sanitario de Oregón tenían intención de retribuir con cargo a Medicaid (seguro médico financiado con dinero federal) a los médicos que practicaran la eutanasia de acuerdo con la ley.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares