Gran Bretaña estudia cobrar tasas en la Sanidad pública

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m.

La British Medical Association (BMA) ha sugerido al gobierno que se cobre a los pacientes unas tasas por consulta, estancias en hospital o recetas. De este modo se recaudaría para el sistema sanitario un 15% más del dinero que tiene asignado en los presupuestos; dinero que, según la BMA, se necesita para ofrecer un servicio similar al de otros países europeos. El gobierno estudia esta posibilidad como parte de una revisión más amplia de los gastos de Salud pública.

Si cada paciente pagara 2,5 libras (600 pesetas) por cada visita al médico, el presupuesto sanitario aumentaría 830 millones de libras. Y también habría aumentos sustanciales si se cobrasen 80 libras por cada día de estancia en un hospital, o 5 libras por receta.

Los médicos afirman que si no es posible conseguir el dinero que falta para mejorar el servicio, el gobierno debe replantearse la cobertura de la sanidad pública.

La BMA afirma en su estudio que las ventajas del sistema que proponen -no obstante el coste de su implantación y el riesgo de fraudes y abusos- es que los ingresos crecerán con seguridad y se reducirán las consultas innecesarias.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares