Francia: los minusválidos se oponen a la criba prenatal

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 42s.

La Asociación de Paralíticos de Francia se ha manifestado contra una posible autorización legal del diagnóstico pre-implantatorio, medida prevista dentro de un proyecto de ley sobre bioética que se debate en el Parlamento. El diagnóstico pre-implantatorio se propone identificar -en ciertos casos de fecundación in vitro- algunas características genéticas del embrión humano para permitir exclusivamente el desarrollo de los que estén libres de ciertas enfermedades hereditarias.

El documento, elaborado por el comité de ética de la asociación, se pregunta: “Si no se deja nacer a un niño por razón de que tiene, o se presume que tiene, un defecto, ¿el que ha nacido con esa deficiencia podrá ser considerado como verdadero niño? ¿No corre el riesgo de convertirse en un ‘error médico’, puesto que ha logrado escapar a una criba sistemática? ¿Cómo podrán escapar a una creciente discriminación social las personas que han sido el objeto de una discriminación tan crucial en el origen de su vida? ¿Qué idea tendrá ese niño de sí mismo? ¿Qué visión tendrá la sociedad de él y de sus padres, convertidos de algún modo en ‘sospechosos’ de haberle dejado venir al mundo?”

Para estos especialistas, “aunque los diagnósticos prenatales sólo conciernen a una minoría de las causas de las deficiencias, ¿cómo no advertir que se crea así un círculo vicioso, una forma de eugenismo social cuyas consecuencias serían sufridas por las personas minusválidas y después, a falta de un umbral convenido, por todas las personas ‘diferentes’?”.

La asociación estima que, si se extiende esta práctica, no habrá ningún mecanismo que la detenga, y terminará aplicándose incluso para eliminar los embriones con anomalías pequeñas. Por eso el texto advierte también el riesgo de que el supuesto derecho de los padres a tener un hijo puede llegar a convertirse insidiosamente en el derecho a tener un niño normal.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares