España: sigue viva la objeción de conciencia al aborto

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 18s.

Si se aprobase en España la nueva ley del aborto, en fase de anteproyecto (ver servicio 128/94), los profesionales sanitarios verían mermado su derecho a no intervenir en abortos por razones éticas.En previsión de esa posible coacción legal, la asociación Profesionales por la Ética, con sede en Madrid, ha difundido un manifiesto para formar un movimiento de objeción de conciencia al aborto. Según la propia asociación, la iniciativa está obteniendo una respuesta positiva en todo el país.

Unos 1.500 profesionales de la sanidad (ginecólogos, enfermeros, personal sanitario, directivos de Clínicas) de una decena de ciudades españolas han respondido a una encuesta de la asociación, y un 89% de ellos se han declarado dispuestos a apoyar el movimiento de objeción de conciencia al aborto.

La difusión del manifiesto pretende unir a profesionales que quieran hacer valer su derecho a la objeción de conciencia. Actualmente parte de estos profesionales sufren alguna forma de discriminación laboral por su postura sobre el aborto. A la vez, la asociación Profesionales por la Ética ha informado al fiscal general del Estado de que en determinadas clínicas privadas y hospitales públicos se practican abortos sin respetar los supuestos y plazos actualmente despenalizados.

El 30 de noviembre, el gobierno socialista, ante la falta de acuerdo con el partido catalán CiU, con cuyo apoyo suple la falta de mayoría en el Parlamento, decidió dejar en suspenso el anteproyecto, que permitiría abortar sin trabas en los tres primeros meses de embarazo.