El maíz trasgénico es inofensivo para las mariposas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En la polémica sobre si los cultivos trasgénicos son perjudiciales para el medio ambiente o no, uno de los casos más estudiados es el del maíz Bt -muy usado en Norteamérica-, que se teme podría acabar con las mariposas monarca (ver servicio 179/00). Este cultivo produce toxinas que lo protegen de las plagas, pero también podrían resultar dañinas para las inofensivas mariposas. En 1999, un estudio de laboratorio reveló que la ingestión de polen del nuevo maíz era mortal para las larvas de las mariposas monarca. Posteriores investigaciones de campo no resultaron concordes al respecto. Por fin, seis trabajos publicados por Proceedings of the National Academy of Sciences (11-IX-2001) absuelven al maíz trasgénico.

La mariposa monarca migra todos los años entre México y las llanuras cerealistas de Estados Unidos, donde se reproduce. Puesto que la sospecha era que el polen del maíz Bt mataba las larvas, los nuevos estudios determinaron, en primer lugar, el grado de coincidencia entre la polinización del cultivo y la puesta de las mariposas. Resulta que ambos acontecimientos se dan a la vez en el 15% a 62% de los casos, una proporción importante.

En segundo lugar, se midió la concentración de granos de polen trasgénicos en las hojas de la cerraja, la hierba que constituye el plato preferido de la mariposa monarca. Se detectaron de 65 a 425 granos por centímetro cuadrado dentro de los maizales, y concentraciones cinco veces menores a dos o tres metros de distancia de los cultivos.

Tercero, los investigadores midieron la concentración mínima de polen que perjudica a las larvas. No es la misma para todas las clases de maíz trasgénico. Para las variedades Mon 810 y Bt 11, asciende a 1.000 granos por centímetro cuadrado, por lo que no hay peligro. Pero el polen del tipo Bt 176 es mortal en concentraciones de 5-10 granos por centímetro cuadrado.

Por último, se calculó la probabilidad de que las larvas fueran afectadas por el polen. El resultado fue que hay un 2,1% de posibilidades de que ingieran el polen y un 0,42% de que acusen los efectos. Así, la probabilidad de que mueran por ingestión de polen es del 6,1% en los campos de la variedad más perjudicial (Bt 176) y del 0,05% en los otros casos. En conclusión, afirman los investigadores, el riesgo del maíz trasgénico es insignificante para las mariposas monarcas, y más teniendo en cuenta que el tipo Bt 176 representa menos del 2% de las plantaciones de maíz y será abandonado dentro de dos años.

Otra cuestión es si el maíz trasgénico puede perjudicar indirectamente a las mariposas. Los cultivos trasgénicos están preparados para sobrevivir a los herbicidas. Si los maizales se fumigaran para acabar con las malas hierbas y se eliminara así la cerraja, las mariposas monarca se quedarían sin su principal alimento.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares