Avances en la lucha contra el sida, menos en los grupos más expuestos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El informe de ONUSIDA correspondiente a 2012 se manifiesta optimista ante una aceleración de de los resultados positivos en la lucha contra el sida. Sin embargo, reconoce que la epidemia tiene una incidencia desproporcionada en algunos grupos (prostitución, inyección de drogas y homosexuales).

Entre los resultados positivos destaca:

– En algunos de los países subsaharianos con más alta prevalencia de HIV, las tasas de nuevas infecciones han disminuido entre un 40 y un 71% desde 2001.

– En el África subsahariana las muertes por sida han disminuido un tercio desde 2005.

– En el conjunto del mundo las muertes por la epidemia han disminuido en medio millón desde 2005 a 2011, situándose en 1,7 millones.

– En los últimos dos años el número de personas con acceso al tratamiento con antirretrovirales ha aumentado un 63% en el mundo.

– El área donde ha habido mayor progreso es en las infecciones de madre a hijo, que han disminuido un 24% en los dos últimos años.

 

Más infecciones entre homosexuales

A pesar de estos avances, la tasa de nuevas infecciones sigue siendo alta: 2,5 millones en 2011. Y de los 34 millones de personas infectadas, en torno a la mitad desconocen su situación, con lo cual no toman medidas para tratarse.

La prevalencia del VIH entre homosexuales es sistemáticamente más alta que entre la población general

En un párrafo al final del alentador comunicado de prensa, ONUSIDA reconoce que “el HIV sigue teniendo un desproporcionado impacto en trabajadores del sexo, en los hombres que tienen sexo con otros hombres y en los que se inyectan drogas. Los programas de prevención y tratamiento están fallando en gran medida para alcanzar a estos grupos claves”.

En el apartado que el informe dedica a la epidemia entre “hombres que tienen sexo con otros hombres”, se dice que la prevalencia del VIH en este grupo en las capitales es “sistemáticamente más alta que entre la población general”. Como media, 13 veces más alta que en la población general del país.

A diferencia de los avances que se observan en la lucha contra la epidemia, los datos disponibles sobre la situación de los homosexuales indican que la infección por VIH “puede haber aumentado de 2010 a 2012”.

Los datos de ONUSIDA respecto a la infección entre homosexuales se corroboran con recientes estadísticas de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) sobre Estados Unidos. Según CDC, el 61% de las 48.079 nuevas infecciones por HIV diagnosticadas en 2010 fueron a través de contacto sexual entre hombres. El 9,5% correspondieron a hombres por relaciones heterosexuales y el 18,3% a mujeres también por contacto heterosexual. Y el 11,4% correspondió a infecciones por inyección de droga.

El CDC indica también que la tasa de sífilis entre homosexuales es “más de 46 veces mayor que la de los otros hombres y 72 veces más que en las mujeres”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares