Aumento notorio del consumo de cannabis entre los jóvenes europeos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El importante aumento en el consumo de cannabis entre los jóvenes europeos es uno de los aspectos destacados del último informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), presentado en febrero. Asimismo, el informe lamenta, citando el caso de Alemania, que los gobiernos autoricen la apertura de salas en las que los toxicómanos puedan consumir drogas bajo supervisión médica.

Según la JIFE, estos locales violan los acuerdos internacionales, ya que en ellos se consumen drogas sin objetivo médico autorizado. La JIFE pide a los gobiernos que sigan haciendo ver los peligros del consumo de marihuana, sobre todo ahora que están introduciéndose variedades más fuertes.

Por otra parte, el aumento del consumo de estimulantes, principalmente anfetaminas, ha sido más destacado que el de otras drogas dentro de los Estados pertenecientes a la Unión Europea. Por lo que se refiere a Europa oriental, destaca el incremento notorio en el consumo de cocaína, así como el aumento de contagio del virus del sida a través de jeringuillas infectadas.

En cuanto a la lucha contra el tráfico, en Latinoamérica no avanza, sobre todo a causa de Colombia. La producción de cocaína ha registrado un aumento global en la zona, pese a los intentos de Bolivia y Perú de erradicar las plantaciones. Colombia continúa siendo el primer productor del mundo. En Norteamérica, México ha registrado el mayor aumento en consumo de cocaína y heroína, pero también en incautaciones y detenciones con motivo de estas sustancias. EE.UU. sigue siendo el país con mayor consumo de estupefacientes de la zona.

En Asia los problemas vienen por el opio. Afganistán produce el 75% de opio ilegal del mundo con el consentimiento de su gobierno, que cobra sus impuestos. Por el contrario, en Birmania, Laos y Tailandia se ha reducido notoriamente la producción de esta sustancia gracias a la intervención de los gobiernos.

Por lo que se refiere a Oceanía, destaca el incremento de consumo de hachís en Australia.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares