Asociaciones provida crean la Red de Instituciones para Ayuda a la Mujer

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cerca de 300 asistentes de 30 países se reunieron los días 6, 7 y 8 en Madrid con motivo del Congreso Internacional Provida celebrado en la Universidad San Pablo-CEU (ver servicio 153/03). Como resultado de este Congreso, las Asociaciones Provida van a poner en marcha una Red de Instituciones para Ayuda a la Mujer que defienda, en los foros internacionales, los derechos y libertades fundamentales de toda mujer. Los congresistas decidieron promover la fecha del 25 de marzo como celebración de la vida humana naciente, con la denominación al uso en cada país, y animaron a todas las asociaciones provida del mundo y a las demás instancias sociales a unirse anualmente en esta fecha en el apoyo a la dignidad y sacralidad de la vida.

En el año 2001 se realizaron 70.000 abortos en España frente a los 51.000 del año 1995. Este aumento demuestra la gravedad de la situación, y tiende a hacer olvidar que el aborto sigue siendo un delito, aunque despenalizado en ciertos supuestos. En la práctica, en el 97% de los casos se alega el riesgo para la salud psíquica de la madre, lo que equivale al aborto a petición.

La asistencia a las madres en dificultades y a sus hijos, una de las prioridades de las asociaciones provida, se ha saldado en el caso español con más de 10.931 personas ayudadas el pasado año a través de los Centros y Servicios de Acogida y Ayuda a la Vida.

Diversos ponentes denunciaron que las políticas de control de la población en los países en vías de desarrollo han sido promovidas y financiadas por diversas agencias estadounidenses en alianza con regímenes corruptos. Esto ha incluido las prácticas de esterilizaciones forzosas, aborto selectivo o incluso infanticidio en China, como contó Steven Mosher, sociólogo estadounidense y presidente del Population Research Institute y autor de A Woman’s Ordeal.

En Perú, como contó Héctor Chávez, congresista y presidente de la Comisión de Salud, Población y Familia del citado país, durante el segundo gobierno del presidente Fujimori se puso en marcha una agresiva campaña de esterilizaciones dirigida a mujeres campesinas analfabetas y hablantes de quechua. Dicho programa estuvo financiado por importantes organismos internacionales que participaron activamente en su puesta en marcha.

Especialmente significativas fueron las intervenciones de representantes de países del Este y Cuba, donde el aborto es una extendida herramienta de simple planificación familiar.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares