Amsterdam endurece la política contra la droga

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Holanda

El ayuntamiento de Amsterdam ha decidido implantar un control más riguroso sobre la venta de drogas. Las medidas, que entrarán en vigor en junio próximo, prevén reducir a la mitad el número de coffeeshops -bares donde se permite vender las llamadas drogas blandas-, les prohíben servir alcohol y droga a la vez, adelantan la hora de cierre a la medianoche y les impiden vender droga a menores de 18 años, en lugar de los 16 años exigidos hasta ahora. En Amsterdam hay 450 coffeeshops. Se sabe que muchos de ellos venden también drogas duras. La ley holandesa prohíbe la posesión, el consumo y la venta de todo tipo de drogas. Pero su aplicación es muy laxa y queda al arbitrio del fiscal. En principio, una persona puede llevar hasta 30 gramos de droga blanda para consumo propio.