El Observatorio

Pakistán: nuevas medidas contra matrimonios concertados de niñas

Página 1

En Pakistán, los matrimonios concertados con niñas están prohibidos por ley. Pero en la práctica son bastante corrientes: una de cada cuatro chicas se casa antes de los 18 años. Para cambiar esta situación, la Asamblea legislativa de la provincia de Sindh ha aprobado una ley con nuevas restricciones. Además, el Parlamento nacional y el de la provincia de Punjab debaten sendos proyectos de ley para poner fin a estas bodas.

La Child MarriageRestraint Act, de 1929, prohíbe en todo Pakistán que las chicas puedan casarse antes de los 16 años (la edad mínima para los chicos es 18). El incumplimiento de esta ley se castiga con multas de hasta 1.000 rupias (unos 7,5 euros) y un mes de cárcel, si bien el matrimonio no queda anulado.

Pero el efecto disuasorio es bajo. Y así, no es infrecuente que las familias recurran a este tipo de matrimonios forzosos para resolver problemas económicos o disputas. Un ejemplo es la práctica conocida como “vani” o “swara”, por la que una familia entrega en matrimonio a una joven para compensar un delito cometido por algún varón de la familia.

La provincia de Sindh tiene la tasa de matrimonio infantil más alta de Pakistán. Por eso es una buena noticia que el Parlamento regional haya aprobado una ley más restrictiva. Según informa el Guardian, la ley establece que las chicas no podrán casarse antes de los 18 años; también eleva las multas hasta las 45.000 rupias (unos 335 euros) y la pena de prisión hasta los tres años.

La Asamblea legislativa de la provincia de Punjab está debatiendo un proyecto de ley muy similar, y se espera que salga adelante. En cambio, parece más difícil que el Parlamento nacional dé el visto bueno a otra iniciativa que busca endurecer las sanciones en todo Pakistán.

La principal resistencia viene del Consejo de Ideología Islámica (CII), un organismo asesor de las autoridades de Pakistán. El CII ha defendido recientemente que las chicas están preparadas para casarse cuando alcanzan la pubertad, y que prohibir el matrimonio infantil va contra el islam.

El artículo del Guardian está firmado por Mohammad Zia-ur-Rahman, fundador y CEO de AWAZ Foundation Pakistan. Este activista celebra las nuevas medidas legales pero sostiene que hace falta aplicar la ley existente y darla a conocer, sobre todo en las zonas rurales del país. También propone impulsar la escolarización de las jóvenes, los registros de nacimiento y los controles que garanticen la edad mínima para casarse.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.