Otros estrenos (5 octubre 2018)

Página 1

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 5 de octubre.

Ha nacido una estrella

A Star Is Born

Director: Bradley Cooper. Guion: Bradley Cooper, Eric Roth, Will Fetters. Intérpretes: Bradley Cooper, Lady Gaga, Sam Elliott, Dave Chappelle, Anthony Ramos, Rafi Gavron, Bonnie Somerville, Andrew Dice Clay, Michael Harney, D.J. 'Shangela' Pierce, Willam Belli. 135 min. Jóvenes. (DS)

El célebre roquero Jackson Maine, alcohólico y pastillero, corre serio riesgo de que su carrera se vaya al traste. Tras una actuación, la casualidad le lleva a entrar a un garito de drag queens, donde canta en su tiempo libre Ally, de la que descubre su enorme talento para la canción. Además, conectan anímicamente, y mientras él la orienta para desplegar su potencial musical, surge poderoso el amor.

En esta nueva versión del drama clásico de William A. Wellman de 1937, Bradley Cooper, coprotagonista que debuta como director y coguionista, demuestra que la trama conserva su vigencia, y que las dificultades a la hora de sobrellevar la fama y lograr el equilibrio perduran. Había conocido ya otras dos adaptaciones, donde se incidía también en que ella era cantante, con Judy Garland en el film de 1954 y Barbra Streisand en el de 1976. El turno corresponde ahora a una de las grandes de la música pop, Lady Gaga, en su primer papel interpretativo de entidad, donde demuestra estar a la altura, a la vez que saca todo el partido a su maravillosa voz. José María Aresté.

 

Christopher Robin

Director: Marc Forster. Guion: Alex Ross Perry, Tom McCarthy, Allison Schroeder. Intérpretes: Ewan McGregor, Hayley Atwell, Chris O’Dowd, Toby Jones, Jim Cummings, Mark Gatiss, Peter Capaldi, Brad Garrett, Sophie Okonedo, Adrian Scarborough, Bronte Carmichael. 104 min. Todos.

Disney lleva años produciendo películas de acción real relacionadas con sus antiguos éxitos. Maléfica o Cenicienta son nuevas versiones de aquellos cuentos. Al encuentro de Mr Banks es una historia en torno a la realización de Mary Poppins. Pero Christopher Robin es otra cosa; en primer lugar, un buen relato que habla del peligro de olvidar cosas que importan al hacerse adulto, y del sentido de la vida y el trabajo; en segundo lugar, es una película formalmente a medio camino entre Descubriendo Nunca Jamás y Hook.

La ambientación es primorosa y McGregor hace un gran trabajo a las órdenes de un director todoterreno, Marc Forster. Importa tener en cuenta que la película no es en realidad para niños, que la encontrarán aburrida, sino para adultos que adoraron a Winnie the Poo en su infancia. Fernando Gil-Delgado.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.