Luis Murillo

2.Oct.1996
Una recreación del Oeste americano con un realismo descarnado, no exento de trágica grandeza, pero bastante distinto de la imagen estereotipada que el cine ha ofrecido.