España: ¿a qué dedican el tiempo mujeres y hombres?

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Desde hace siete años, en España la informática resta tiempo al ocio en la calle; aumenta el tiempo de participación masculina en tareas domésticas; y crece también el de seguimiento de los medios de comunicación hasta alcanzar una media de casi cuatro horas diarias, ya sea como actividad principal o secundaria. Estos son algunos de los resultados que muestra la última Encuesta de Empleo del Tiempo realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La Encuesta de Empleo del Tiempo 2009-2010 recoge las respuestas de 19.295 personas de 10 y más años. Se trata de una muestra de unas 11.000 viviendas, y recaba información sobre las actividades diarias realizadas por los encuestados a través de diarios personales y cuestionarios de hogar e individuales.

Los datos obtenidos permiten hacerse una idea sobre el tiempo aproximado que dedican los españoles y los extranjeros residentes en España a las siguientes actividades: 1. Cuidados personales (dormir, comer y otros); 2. Trabajo remunerado; 3. Estudios; 4. Hogar y familia; 5. Trabajo voluntario y reuniones; 6. Vida social y diversión; 7. Deportes y actividades al aire libre; 7. Aficiones e informática; 8. Medios de comunicación; y 9. Trayectos y tiempo no especificado.

Los resultados recabados ahora permiten al INE establecer una comparación con los que obtuvo en una encuesta similar que realizó en 2002-2003, hace siete años. Así se puede ver la evolución de los hábitos de los españoles y de los extranjeros residentes en España en este ámbito.

La informática resta tiempo a la calle

Un primer cambio significativo producido en este período es que el ocio en la calle ha perdido terreno frente a otras formas de entretenimiento que no requieren el trato directo con los demás.

Esto se aprecia en el trasvase de participación que ha tenido lugar entre las actividades de vida social y diversión a las de aficiones e informática. Mientras que en 2002-2003 el 67% de las personas encuestadas realizaba actividades de socialización, siete años después este porcentaje ha caído al 58%, y se dedican 25 minutos menos que en 2003.

En cambio, con las actividades relacionadas con aficiones e informática ha ocurrido justo lo contrario. Si en 2002-2003 rondaba el 18%, en 2009-2010 ha aumentado hasta casi el 30%, con un tiempo medio de dedicación de casi 2 horas (1:54). Este aumento tan significativo se debe en buena medida al tiempo dedicado a las redes sociales, búsqueda de información en Internet, juegos informáticos, etc.

Diferencias entre mujeres y hombres

La encuesta del INE también llama la atención sobre las diferencias existentes entre el empleo del tiempo entre mujeres y hombres. La participación de las mujeres en el trabajo remunerado ha aumentado tres puntos, mientras que la de los hombres ha disminuido cuatro. No obstante, todavía hay más de 10 puntos de diferencia entre la participación masculina (39%) y la femenina (28%). Pero el tiempo medio diario dedicado al trabajo remunerado por los hombres (7:55) supera en más de una hora al de las mujeres (6:43). Una diferencia que contribuye a explicar por qué los hombres suelen ganar más que las mujeres.

Otro hecho significativo es que el tiempo medio dedicado al trabajo remunerado ha disminuido en 23 minutos respecto a 2003.

En cambio, en lo que se refiere al trabajo doméstico no remunerado (hogar y familia), las mujeres dedican casi dos horas más que los hombres (cuatro horas y media frente a dos y media). Otro dato a tener en cuenta en este apartado es que en los últimos siete años ha aumentado en casi 5 puntos el porcentaje de hombres que han empezado a involucrarse en las tareas domésticas, y que ahora alcanza al 75%. En el caso de las mujeres, casi el 92% participan en estas tareas.

En la misma línea, también se ha reducido en más de media hora la diferencia del tiempo medio dedicado al trabajo doméstico entre hombres y mujeres.

Acompañados por la tele

El INE también destaca como resultado de su encuesta el creciente seguimiento de los medios de comunicación experimentado en estos últimos siete años, en lo que se incluye el tiempo dedicado a leer, ver la televisión o escuchar la radio. Este tiempo ha aumentado en 19 minutos, hasta llegar casi a tres horas diarias.

Como se pueden realizar varias actividades a la vez, los autores de la encuesta pidieron a los informadores que distinguieran cuáles de ellas consideraban principales y cuáles secundarias. Con esta forma de contar, el resultado es que un 54,7% ha incluido como actividad secundaria el seguimiento de los medios de comunicación en algún momento del día. Esta actividad, como principal o secundaria, es casi universal, pues alcanza al 88% de la población.

Según otras mediciones, solo el consumo televisivo alcanzó en 2010 casi cuatro horas (234 minutos), aunque parte de la audiencia ve la televisión mientras utiliza Internet, igual que otros oyen la radio mientras hacen otras cosas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares