Diez años contribuyendo a la preparación de sacerdotes

El Centro Académico Romano Fundación (CARF) cumple diez años de andadura contribuyendo al sostenimiento económico de sacerdotes, seminaristas y facultades eclesiásticas. En este tiempo ha ayudado a la formación de 1.400 sacerdotes y seminaristas y, gracias a sus aportaciones directas, han podido recibir la ordenación sacerdotal 776 seminaristas procedentes de todo el mundo.

El CARF nació en 1989 como fundación benéfica, para ayudar a cubrir las necesidades económicas de sacerdotes y seminaristas. En su origen está el impulso del Beato Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, a cuya inspiración se debe también la existencia del Colegio Eclesiástico Sedes Sapientiae y la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, ambos en Roma.

El CARF contribuye al sostenimiento de esas dos instituciones, así como de las facultades eclesiásticas de la Universidad de Navarra y del Colegio Eclesiástico Internacional Bidasoa, en Pamplona. Además, la fundación proporciona becas a alumnos de esas universidades y colegios eclesiásticos. El CARF se financia con donativos. Actualmente son más de 15.000 las personas que realizan aportaciones económicas a la fundación.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares