Las multinacionales no se están yendo del mundo desarrollado

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 27s.

Las multinacionales no se están yendo
del mundo desarrolladoSegún la OCDE, lo que atrae las inversiones no es la mano de obra barata, sino un mercado grande y en expansión

Se dice a menudo que las empresas multinacionales están transfiriendo su producción a los nuevos países industrializados de mano de obra barata, desde donde reexportarían los productos al mercado doméstico. Sin embargo, un estudio que acaba de publicar la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) afirma que los datos de inversiones no apoyan tal impresión.

La OCDE agrupa a los 25 países más industrializados. Las inversiones en países exteriores a la OCDE crecieron a principios de los años 90, sobre todo por la recesión que había en los países del área y por el atractivo de las reformas económicas adoptadas en países no-OCDE. El actual estudio, publicado en el número de junio del Financial Market Trends de la organización, estima que las inversiones directas (en instalaciones y bienes de equipo) en el extranjero, procedentes de países de la OCDE, crecieron el año pasado un 11%.

A pesar de todo, dice el informe, “sólo el 17% del volumen acumulado de inversión en el extranjero realizado por los 10 mayores inversores corresponde a países de fuera de la OCDE”. La mayor parte de las corrientes de inversión en el extranjero se mueven entre países de la OCDE. Y cuando las multinacionales invierten fuera de la OCDE, “tienden a concentrarse sólo en un puñado de países, sobre todo los que pertenecen a su propia región o con mercados grandes y en crecimiento”.

Actualmente, el 80% de la inversión de la OCDE fuera de su zona se reparte entre diez países: China, Singapur, Argentina, Brasil, Malasia, Tailandia, Indonesia, Hungría, República Checa y Polonia. Más que los bajos salarios, lo que atrae a los inversores extranjeros es el potencial de crecimiento de estos mercados. “Desplazar la producción hacia países de costes salariales bajos puede ser importante en algunos sectores como el textil, pero no es el factor más importante en el conjunto de la inversión extranjera”, dice el informe.

Por otra parte, el informe hace notar que también hay una creciente inversión en las economías de la OCDE por parte de países exteriores a la organización, como Taiwán y Corea del Sur.

La práctica de producir en el extranjero para reexportar después al mercado doméstico tampoco es lo más habitual. Según el informe, de las compañías norteamericanas que producen en el extranjero “sólo el 11% del total de las ventas va al mercado interior americano. Y sólo la cuarta parte de estas ventas procedían de fuera del área de la OCDE”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares