María Luque

1.Jun.2011
Nostálgico western bien escrito, dirigido e interpretado, que supone una buena incursión de la industria española en un género clásico de Hollywood. Cojea por la simplicidad de la trama y la falta de acción.