Alejandro Moreno

23.Ene.2020
El chileno Pablo Larraín retrata con excesiva crudeza la juventud ahogada en un juego autodestructivo de una bailarina de reguetón.