Agustí Villaronga

15.Oct.2010
Un drama de posguerra española que termina en casi todos los tópicos guerracivilistas, incluido un deformado retrato de la Iglesia católica.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.