EE.UU.: más abuelos tienen que hacer de padres

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 34s.

Uno de los datos más preocupantes que el censo de 2000 en Estados Unidos ponía de manifiesto es el creciente número de menores que tienen que ser criados por sus abuelos. El hecho de que estas situaciones vayan generalmente asociadas a pobreza o situaciones especialmente problemáticas, y la carga que supone para esos abuelos, hacen del asunto un gran problema social.

El censo de 2000 muestra que 2,4 millones de abuelos se encargan de la crianza de nietos suyos. 4,4 millones de menores, el 6% del total, vivían en 2000 en el hogar de algún abuelo. Los abuelos son, con diferencia, los parientes con quienes viven más menores que no están con sus padres.

Como informa The Economist (16-06-2007), un estudio de 2003 señalaba que el 37% de los abuelos que se encargan de sus nietos tenía ingresos por debajo del umbral de pobreza, que entonces estaba en 12.600 dólares anuales para hogares de dos miembros, entre ellos un menor. El 66% de los abuelos tenían ingresos bajos, o sea, menos del doble del citado umbral.

El estudio reflejaba además que un tercio de estos abuelos-cabeza de familia no habían terminado la enseñanza secundaria, y que el 62% no había pasado por la universidad. En cuanto a la distancia generacional, y según el censo de 2000, el 70% de estos abuelos sobrepasaban los 50 años, mientras que el 70% de los menores tenían 11 años o menos. El censo muestra asimismo que la comunidad negra es de las más golpeadas. Mientras que de los menores de 18 años, un 70,9% de los que son hijos del cabeza del hogar son blancos y un 13,3% negros (porcentaje similar al de negros en el conjunto de la población), en el caso de los nietos del cabeza del hogar, el 48,6% son blancos y el 32,3% negros.

La Academia Americana de Psiquiatría para Niños y Adolescentes (AACAP) ha elaborado un catálogo de circunstancias que provocan esta sobrecarga para los abuelos: el aumento de familias con un solo padre, la alta tasa de divorcios, los embarazos de adolescentes, el sida, así como la incapacitación de los padres por condena a prisión, alcoholismo, consumo de drogas, violencia doméstica o negligencia.

Desde 2000, en todos los estados existen programas dirigidos a ayudar a los abuelos que crían a sus nietos. El servicio más demandado, cuenta The Economist, es una prestación económica para que los abuelos puedan contratar un asistente temporal, especialmente durante las vacaciones escolares.

Entre los principales problemas a los que se enfrentan los abuelos está el desgaste psíquico y físico que les supone bregar con chicos especialmente difíciles, en no pocos casos, por provenir de hogares rotos o conflictivos. A esto se añaden muchas veces los obstáculos derivados de no tener la custodia de las criaturas, lo que dificulta obtener para ellas asistencia sanitaria o el acceso a una escuela pública adecuada. O tener que disputar en los tribunales con los padres todavía incapacitados que pretenden recuperar a sus hijos.