Yoko Ogawa

29.Oct.2008
A partir de uno de sus trabajos como asistenta, la narradora y su hijo de diez años empezaron una relación muy especial con un anciano profesor de matemáticas que tenía una autonomía de memoria de ochenta minutos.