Félix de Azúa

9.Sep.2015
Una invitación a pasear con el autor por las calles de las grandes ciudades y a observar y admirar tanto sus monumentos más famosos como sus más recónditos secretos.