Recursos educativos gratuitos en Internet

Curriki, la wiki del curriculum, empezó en 2006 como una plataforma digital para hacer accesibles on line contenidos académicos a alumnos de todo el mundo. Ahora se ha dado un paso más diseñando una web para profesores de primaria o secundaria que ofrece, gratis, programaciones escolares, temarios, recursos didácticos… siguiendo el principio de Wikipedia: todo el mundo puede aportar sus propios textos y contribuir a mejorar los de otros.

El proyecto es iniciativa personal de dos fundadores de Sun Microsystems, Scott McNeally y Andreas Bechtolsheim. Para el primero no existen razones que impidan aplicar la lógica del software libre al campo educativo. De la misma manera que es posible mejorar los programas y los sistemas operativos de forma colectiva, la enseñanza puede aumentar su calidad si los profesionales se implican y comparten conocimientos y experiencias. Por su labor en favor del acceso universal a la educación, Curriki recibió un premio de la Unesco el pasado diciembre.

La publicación de contenidos gratuitos podría perjudicar al mercado de libros de texto. Sin embargo, para Barbara Kurshan, directora ejecutiva de Curriki, también las editoriales pueden beneficiarse de la información compartida: pueden relacionarse con muchos profesores con los que colaborar en el futuro y adquirir información de los sistemas educativos de otros países donde ampliar su mercado.

Curriki ha iniciado conversaciones con varias editoriales. Con la Cambridge University Press, que ya ofrece contenidos gratuitos mediante su Global Grid for Learning, está previsto firmar un acuerdo. Asimismo, una gran editorial norteamericana, de la que no quieren dar el nombre, se ha comprometido a contribuir en las materias científicas para observar cómo la información libre puede mejorar la calidad de sus propios productos.

Uno de los problemas de Curriki es conseguir credibilidad, cosa aún más acuciante en su caso que en el de Wikipedia, pues está dirigido a profesionales. Para controlar la calidad, los textos se someten a un doble proceso de revisión por parte del equipo de Curriki. Además, Curriki ha firmado un acuerdo con la asociación norteamericana de jubilados, para que profesores y expertos retirados evalúen los contenidos que se introducen en el sitio. Y en la propia web se indica si la información ha sido contrastada o no.

Una idea semejante a Curriki, pero en el ámbito universitario, es el OpenCourseWare, iniciativa del MIT que pone gratis a disposición de todos las lecciones y otros recursos didácticos elaborados por los profesores de esa Universidad. La red Universia, promovida por el Banco Santander, ofrece traducciones al español de esos materiales y está formando un equivalente del OpenCourseWare con universidades de países de habla hispana.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares