Gran Bretaña: una escuela pública ha sido confiada a una empresa privada

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Con el comienzo del curso, se ha producido una novedad en el panorama educativo británico: una escuela estatal ha sido confiada a una empresa privada. La King’s Manor School era un centro público de enseñanza secundaria de Guilford, en el condado de Surrey, gobernado por mayoría conservadora desde hace 18 años. La empresa 3E’s se ha hecho cargo de la dirección del colegio, tras ganar un concurso público (ver servicio 31/99). Es la primera experiencia de este tipo en Gran Bretaña, y puede ser un hito en el intento de sanear los centros públicos que funcionan mal (deficientes resultados académicos, absentismo de los alumnos, problemas graves de disciplina).

3E’s depende del Kingshurt City of Technology College de Birmingham. Al frente del rebautizado King’s College of the Arts and Technology de Guilford, 3E’s ha puesto un nuevo director. Solo un cuarto del profesorado anterior ha permanecido. La nueva dirección se ha acogido a la norma general que permite la selección del 15% de los alumnos que solicitan plaza y pretende alentar la excelencia académica con la implantación del bachillerato internacional (dos años, de los 16 a los 18).

En el concurso público convocado por las autoridades educativas, 3E’s superó a una compañía norteamericana de gerencia de colegios, Edison Project, que administra más de 50 escuelas públicas en Estados Unidos. El millón seiscientas mil libras que las autoridades locales han inyectado en el King’s College ha permitido mejorar la dotación informática, que incluye la consabida cibercafetería y un sistema de tarjetas electrónicas para controlar la asistencia y el trabajo para casa de los alumnos. El Ministerio de Educación ha puntualizado que el Estado pagará a 3E’s una cuota en concepto de gerencia y, de darse una mejora de resultados (calificaciones, asistencia y número de alumnos), le daría unas gratificaciones. 3E’s, por su parte, ha asegurado que invertirá esos recursos en la mejora del centro encomendado y de su matriz, en Birmingham. 400 alumnos han comenzado ya las clases en el nuevo Kings’ College.

A la vez, el Ministerio de Educación intenta sacar del pozo a otros once centros públicos calificados de muy deficientes. El plan de salvamento incluye cambio de nombre del centro, nuevo equipo directivo, mayor dotación presupuestaria y ampliación de la oferta educativa.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares