EE.UU.: Los profesores de matemáticas recomiendan volver a la enseñanza tradicional

El National Council of Teachers of Mathematics (NCTM), la mayor asociación de profesores de matemáticas del mundo, con 100.000 miembros en Estados Unidos y Canadá, ha publicado un informe en el que propone volver a la enseñanza tradicional de las matemáticas: tablas de multiplicar, divisiones largas y álgebra pura y dura. El objetivo es asegurar que los estudiantes aprenden bien los fundamentos matemáticos básicos.

Es importante quién lo dice, pues el NCTM publicó en 1989 otro informe, que influyó mucho en los libros de texto y desembocó en los llamados programas de “reforma de las matemáticas”. A diferencia de otros países, en Estados Unidos no hay programas nacionales obligatorios de las asignaturas, de forma que las guías de organizaciones como el NCTM tienen un peso significativo.

Según la guía de 1989, 120 dividido entre 40 no eran simplemente 3; eran 3 porque se podían hacer tres conjuntos de 40. El objetivo era comprender las matemáticas, no repetir fórmulas. De ahí que la guía fomentara las estimaciones en lugar de las respuestas precisas. Así, 4.783 entre 13 debía resolverse dividiendo 4.800 entre 12 y responder “alrededor de 400”. Por supuesto, recomendaba el uso de la calculadora desde los primeros cursos de la educación infantil.

Un estudio de la Thomas B. Fordham Foundation ha confirmado que solo 24 estados especifican que los estudiantes deben saber las tablas de multiplicar. La mayoría permite el uso de calculadoras desde los primeros años de enseñanza (“The Wall Street Journal”, 12-09-06).

Aunque el presidente del NCTM se ha apresurado a aclarar que aquel informe no fue bien comprendido y que no pretendía excusar a los alumnos de aprenderse las tablas de multiplicar, la nueva guía “deroga” la anterior. De hecho, el objetivo es aproximarse a la forma de enseñar matemáticas en los países asiáticos, cuyos alumnos consiguen los mejores resultados en las pruebas internacionales. Allí, los profesores insisten a los alumnos en un puñado de conceptos matemáticos básicos, y luego les enseñan a resolver problemas cada vez más difíciles. El estilo estadounidense, por contraste, según el informe, pretende abarcar la extensión de un mar pero con “una pulgada de profundidad”.

La guía, titulada “Curriculum Focal Points” (www.nctm. org/focalpoints), en la que han trabajado 80 profesores durante 18 meses, recomienda cómo enseñar la asignatura a los alumnos desde preescolar hasta los 13 años. También incluye sugerencias para diseñar los programas de matemáticas, dirigidos a los colegios y a los responsables educativos de los estados.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares