Valerie Faris
El histórico partido de tenis entre Billie Jean King y Bobby Riggs, celebrado en una época convulsa, da pie a dos tramas muy desiguales.
Un guión muy divertido maquilla una brutal carga crítica contra la sociedad del éxito.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.