Nick Broomfield

14.Dic.2007
Esta película, inspirada en la guerra de Irak, parte del caso real ocurrido el 19 de noviembre de 2005, cuando dos insurgentes hacen estallar una bomba al paso de un convoy estadounidense, lo que conduce a una terrible represalia. Con este pretexto se intenta hacer una reflexión sobre el sinsentido de la guerra.