Menno Meyjes

22.Feb.2008
Un viudo adopta un niño que se cree marciano. Cómo llegan a conocerse y quererse suministra materia para un bonito cuento de amor, lleno de buenas intenciones, que a ratos resulta empalagoso.