Proyecto británico para limitar la concentración de medios de comunicación

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 3s.

En Gran Bretaña, el 61% de la prensa está controlado por dos grupos de comunicación. A finales de mayo el gobierno presentó un Libro Verde sobre las Comunicaciones para evitar la concentración excesiva de medios de comunicación, que, si se convierte en ley, impedirá a esos dos grupos -News International y Mirror- dominar también el mercado audiovisual.

Con este nuevo conjunto de medidas el gobierno pretende “que no haya ningún grupo en los niveles local, regional o nacional, capaz de dominar la oferta de noticias, informaciones y entretenimiento”. En caso de que el Parlamento apruebe la ley (no sería antes de noviembre), todo grupo de comunicación con menos del 20% del mercado nacional de prensa podrá participar también en el campo audiovisual hasta un máximo del 15% de la audiencia. En lo que respecta a la radio, los grupos de prensa podrán adquirir radios nacionales y locales siempre que no controlen, en el plano local, más del 30% del sector.

Esta normativa impediría la expansión de los dos grupos multimedia con más poder en la prensa británica: News International, de Rupert Murdoch, propietario del 37% de la prensa nacional, y el grupo Mirror (23%). Aunque se esperaba que el Libro Verde tardaría aún dos meses en presentarse, la posible participación de Murdoch en la compra de Channel 5, el quinto canal terrestre de televisión, aceleró el proceso. De ahí que todo se haya interpretado como una maniobra del gobierno para limitar la expansión del imperio Murdoch.

Por su parte, el magnate de origen australiano ha reaccionado declarando que podría vender su participación en algunos periódicos británicos que, desde la guerra de precios del año pasado, están resultando deficitarios. Murdoch también posee el 40% de BSkyB, la televisión por satélite con más audiencia en el país.

Además de la cierta contrariedad para Murdoch, el Libro Verde incluye cambios en la regulación de la propiedad cruzada de medios. Algunas medidas suponen una liberalización: aumenta el número de emisoras de radio que puede poseer una compañía; y sube -de 25.000 a 50.000- la tirada de referencia que dispara la vigilancia por parte de la comisión que controla la concentración de la prensa, la Monopolies and Mergers Commission. Pero otras van en sentido contrario: se investigará, por ley, cualquier grupo de prensa con una cuota de mercado entre el 15 y el 20% (la cifra exacta se estaba aún discutiendo) que intente comprar una participación con la que controle una cadena de televisión.

También se prevé la realización de un estudio que unifique el creciente mercado de los medios de comunicación con el fin de lograr en el futuro un esquema de regulación uniforme.

En Estados Unidos, el Comité de Comercio de la Cámara de Representantes ha votado recientemente abolir regulaciones que impedían la concentración en el sector de la comunicación. El próximo verano se votará la ley en el pleno de la Cámara. De aprobarse, entrarán en competencia total las compañías telefónicas locales, las de larga distancia y la televisión por cable. Muchas grandes compañías multimedia, y las cadenas de televisión más importantes están presionando para que se permita poseer estaciones de televisión y diarios en los mismos lugares, o para aumentar el número máximo de cadenas o emisoras de la red nacional de una compañía. Mientras que los pequeños y medianos propietarios prefieren que se mantengan las restricciones.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares