AOL-Time Warner se desprende del 3% de sus empleados

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 6s.

La fusión de America Online (AOL), el mayor proveedor de acceso a Internet, y de Time Warner, uno de los mayores grupos de comunicación, se va a traducir de entrada en el despido de 2.400 empleados, casi el 3% de la plantilla. Es la primera medida anunciada por el grupo después de que las autoridades estadounidenses dieran luz verde a la fusión el pasado 12 de enero.

Los despidos se distribuyen entre AOL (725, un 5% de los 15.000 trabajadores), Warner Music (600, un 4,6% de una plantilla de 13.000), Time (400, un 3% de 13.000 empleados), CNN (400, un 10% de 4.000) y las productoras cinematográficas Warner Bros. y New Line Cinema (100 despidos cada una). La dirección del nuevo grupo ofrecerá stock options a todos los 82.500 trabajadores que forman parte de la nueva empresa, conforme a la práctica que ya era habitual en AOL, pero no en Time Warner.

Los cambios en la CNN, una cadena que cumple 20 años de existencia y tuvo su esplendor en los días de la guerra del Golfo, son los más destacados por la prensa estadounidense. Con el fundador, Ted Turner, en la vicepresidencia, AOL-Time Warner opta por rentabilizar la CNN, mediante una nueva distribución de tareas y recortes en los gastos. En la actualidad, los profesionales de CNN sirven contenidos informativos para televisión, radio e Internet. CNN cuenta con una docena de sitios en la red, siendo los más destacados el generalista (cnn.com), el deportivo (cnnsi.com) y el financiero (cnnfn.com).

La cadena de noticias, que cuenta con 4.000 trabajadores en todo el mundo, emplea a 2.800 en la central de Atlanta. A los despidos, que en su mayor parte -130 trabajadores- procederán de los periodistas que sirven los contenidos, se unirá un nuevo sistema de trabajo y dirección, para recuperar el terreno perdido a manos de canales como Fox News Channel y MSNBC. A partir de ahora, todas las operaciones de recogida de información serán dirigidas desde una oficina central en Atlanta. Hasta ahora los sitios de CNN en Internet decidían independientemente qué temas cubrirían.

CNN ingresó el pasado año 1.360 millones de dólares de la publicidad. Su audiencia en Estados Unidos viene sufriendo un descenso que los nuevos propietarios pretenden frenar recortando gastos en las operaciones dentro del país. A la vista de los buenos resultados de CNN en otros países, la nueva dirección quiere expandirse a nivel internacional y buscar la rentabilidad de sus contenidos para Internet a través de America Online.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares