África necesita pasar de la prevención del SIDA a su terapia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Del 7 al 11 de diciembre se celebró en Abiyán (Costa de Marfil) la X Conferencia internacional sobre el SIDA y las enfermedades de transmisión sexual. El lugar es adecuado si se considera que el 70% de las personas afectadas por el VIH viven en África subsahariana y que Costa de Marfil tiene un millón de seropositivos entre sus 14 millones de habitantes.

La asistencia del presidente francés Jacques Chirac dio mayor relieve periodístico a la Conferencia. Chirac llamó la atención de los países desarrollados para evitar un tratamiento del problema del SIDA a “dos velocidades”: el hecho de que en los países desarrollados pueden invertir en nuevos tratamientos, mientras que África, donde más personas mueren por esta causa, tiene que conformarse con invertir poco y, sólo, en la prevención de la enfermedad.

Ante tal desigualdad, Francia ha anunciado durante la Conferencia que propondrá a las Naciones Unidas crear un Fondo internacional solidario que facilite la difusión de los tratamientos del SIDA en los países del Tercer Mundo. El dinero sería administrado por la agencia de las Naciones Unidas contra el SIDA (Onusida), y provendría de tres fuentes: organismos como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, así como los sistemas sanitarios de países desarrollados y las multinacionales farmacéuticas.

Refiriéndose a estas últimas, Chirac declaró que “ha llegado el momento de examinar cómo podrían ser más accesibles los medicamentos a las poblaciones de países en desarrollo. Los costes ya aceptados por el Norte deben permitir abaratar sustancialmente los precios en el Sur, a medida que se amplían los mercados a África y a otros continentes”.

A pequeña escala, se ha anunciado ya un acuerdo entre la agencia Onusida, los laboratorios farmacéuticos y el gobierno marfileño para aplicar a 4.000 enfermos la triterapia del SIDA, una combinación de tres fármacos que consigue mantener los niveles de VIH bajo el umbral detectable. Aunque 4.000 son pocos, el coste anual del programa será de 320 millones de francos (8.000 millones de pesetas).

En el África subsahariana había 14 millones de personas infectadas con el virus del SIDA a finales de 1996. Actualmente se contaminan cada día 4.000 nuevas personas en los 48 países de esta región. Donde hay más enfermos es en el Este (Burundi, Yibuti, Eritrea, Kenia, Ruanda, Somalia, Tanzania y Uganda). En África occidental van disminuyendo, salvo en Nigeria y Costa de Marfil.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares