El Observatorio

España: nuevos tópicos contra la clase de Religión

Página 1

A los clichés habituales contra la Religión en la escuela, el debate sobre la LOMCE ha añadido otros. Que si se equipara a materias troncales como Lengua o Matemáticas. Que si computa para Selectividad. Que si es determinante para obtener una beca en Bachillerato o de acceso a la Universidad. En un artículo publicado en Alfa y Omega, José Antonio Méndez explica qué hay de cierto en esas afirmaciones. Resumimos algunas ideas.

Tras analizar algunas objeciones clásicas a la asignatura de Religión, Méndez aclara que la LOMCE “solo explicita lo que las anteriores leyes daban por sentado cuando aludían a los Acuerdos: que los centros tendrán que ofertar la enseñanza religiosa, pero los alumnos podrán no elegirla, y que esta asignatura tendrá el mismo tratamiento que el resto, por lo que tendrá alternativa académica y computará para la nota media”.

Por tanto, como hasta ahora, seguirá siendo de oferta obligada en los centros educativos y optativa para los alumnos. Lo novedoso es que quienes no la elijan tendrán que estudiar una nueva asignatura en primaria (Valores Sociales y Cívicos) y secundaria (Valores Éticos). En bachillerato, al no ser enseñanza obligatoria, los centros no tienen por qué ofertarla y, si lo hacen, los alumnos podrán elegir entre otras 16 asignaturas. Dado que actualmente el 41,1% de los estudiantes de bachillerato escogen Religión (cfr. Aceprensa, 23-05-2013), la LOMCE prevé que los centros la oferten también en esa etapa educativa cuando exista demanda.

Otro cambio es que a partir de ahora su nota contará a efectos de la media académica del curso, y por lo tanto para pedir beca. Méndez aclara que el carácter evaluable de la Religión le corresponde en virtud de los Acuerdos. Pero no es cierto que ahora vaya a contar como Lengua, Matemáticas u otras asignaturas troncales. Religión y sus alternativas entran dentro de las llamadas específicas como Educación Física o Educación Artística. Además, Religión no entrará ni computará para las pruebas finales de Secundaria ni en Selectividad, que son el 40% de la nota media en el expediente.

Respecto a la cuestión de las becas, uno de los aspectos más criticados por Izquierda Unida, Méndez explica que Religión (y su alternativa) será una de las muchas materias (más de 30 en secundaria y, al menos, 21 en bachillerato) que computen para calcular el 60% del expediente. El otro 40% depende de la nota en las pruebas de nivel, en las que no se incluye Religión. Además, la concesión de una beca depende también del nivel de la renta de la familia, y no solo del expediente.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.