El gobierno británico propone que las madres solteras trabajen

El plan pretende reducir la dependencia de los subsidios

Página 1

El primer ministro británico, Tony Blair, ha anunciado un plan para ayudar a las madres solteras a encontrar empleo y reducir así la dependencia del Estado. El gobierno destina 1.700 millones de libras anuales a los subsidios a madres solteras, el doble de lo que dedican otros países europeos. Alrededor de un millón de familias monoparentales se benefician de las ayudas.

Hasta el momento, las madres solteras con hijos menores de 16 años cobran subsidios (ver servicio 170/96), pero no están obligadas a trabajar. Según Blair, el plan sólo pretende facilitar que las madres solteras encuentren empleo. Sin embargo, no se descartan ni los recortes de subvenciones ni la obligación de presentarse en las oficinas de empleo.

Las ayudas para encontrar empleo se incluyen en una iniciativa que financiará 250.000 puestos de trabajo para jóvenes entre 18 y 25 años. El plan se desarrollará con los 3.000 millones de libras que el gobierno espera recaudar de un impuesto especial sobre las empresas públicas privatizadas.

El plan es el primer paso de la reforma del Estado de bienestar británico. "Hay que respetar las reglas del juego. Sólo se puede obtener algo cuando se da algo", afirmó Blair. No obstante, el gobierno todavía tiene que enfrentarse con 98.000 millones de libras de gasto social, 5 millones de británicos en edad laboral que viven en hogares donde nadie trabaja, medio millón de personas sin hogar y un millón de adultos que nunca han trabajado.

Según Tony Blair, hay que terminar con la dependencia del Estado y la falta de motivación para trabajar.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.