Los cuidados paliativos están subdesarrollados en la mayor parte del mundo

Página 1


Una versión de este artículo se publicó en el servicio impreso 14/14

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es consciente de que los cuidados paliativos cada vez van a ser más necesarios debido al envejecimiento demográfico. Pero hoy por hoy solo 20 países del mundo ofrecen una atención paliativa de calidad, según refleja el Atlas mundial de cuidados paliativos, realizado por la propia OMS y la Alianza Mundial de Cuidados Paliativos (WPCA).

Para valorar cuántas personas necesitan estos servicios en el mundo, el Atlas recuerda que los cuidados paliativos no solo pretenden aliviar el dolor: también se ocupan de las necesidades físicas, psicosociales y espirituales de los pacientes con enfermedades graves y de los familiares que cuidan de ellos.

Una consecuencia de lo anterior es que los cuidados paliativos no solo se aplican a los pacientes en fase terminal, sino también a los que tienen enfermedades crónicas e incluso como estrategia de prevención.

Los cuidados paliativos tampoco pueden limitarse a los servicios que prestan los especialistas: dado que son una estrategia de cuidado integral, los profesionales de la salud deben adoptarlos en todos los niveles de la atención sanitaria para mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familiares.

Casi el 80% de las necesidades mundiales de cuidados paliativos está en los países de bajos y medios ingresos

En la línea de las recomendaciones que hizo el pasado junio el Congreso Mundial de Cuidados Paliativos (cfr. Aceprensa, 11-06-2013), la OMS pide garantizar la atención paliativa como un derecho humano.

Aclaradas estas ideas, la OMS y la WPCA echan sus cuentas: cada año, algo más de 20 millones de personas en todo el mundo necesitan cuidados paliativos al final de la vida, y casi otros 20 millones los necesitan antes. Pero en 2011, que es el último año que analiza el Atlas, solo unos tres millones recibieron esos cuidados, la mayoría en la fase terminal.

De los 20,4 millones de personas que los necesitan al final de la vida, el 69% tienen 60 o más años; el 25%, entre 15 y 59 años; y el 6%, son menores de 15 años. Aunque la mayoría de los cuidados paliativos se proporcionan en los países de altos ingresos, casi el 80% de la necesidad mundial está en los países de bajos y medios ingresos.

La atención paliativa en el mundo es insuficiente
Tomando como base un índice realizado en 2006 por el Observatorio Internacional de Cuidados al Final de la Vida (IOELC), la OMS y la WPCA realizan una clasificación de acuerdo a varios criterios para valorar el nivel de desarrollo de los cuidados paliativos en el mundo.

Los países más rezagados (75 de un total de 234) son aquellos en los que no se aprecia actividad de cuidados paliativos en los hospitales o en otros centros sanitarios. La mayoría son países africanos: Benin, Burundi, República Central Africana, Libia, Somalia… Pero otros del mismo continente están entre los mejores del mundo en esta materia, como se verá más abajo.

La OMS pide mejorar la formación en cuidados paliativos

En los 23 países del segundo nivel todavía no existe una infraestructura de atención paliativa, pero sí ciertos servicios básicos. También se observa un interés creciente entre las autoridades sanitarias y entre algunos médicos que van a formarse fuera del país. Bolivia, República Democrática del Congo o Nicaragua son algunos de ellos.

El tercer nivel se subdivide en dos categorías. La inferior, integrada por 74 países, se distingue porque hay unos pocos centros de cuidados paliativos, sostenidos sobre todo gracias a donaciones privadas (Angola, Etiopía, Ruanda, Sudán, Venezuela, Vietnam…). La superior, de 17 países, cuenta con servicios más desarrollados y apoyados también con financiación estatal; hay algunas iniciativas para formar a especialistas y un acceso mayor a la morfina (Argentina, República Checa, India, Portugal, Turquía…).

El cuarto nivel es el más avanzado, pero también aquí la OMS distingue dos subgrupos. El inferior engloba a 25 países que han empezado a integrar los cuidados paliativos dentro de las atenciones ordinarias del sistema sanitario: España, Holanda, Chile, China, Uruguay, Zimbabue, Zambia… El otro subgrupo es el de los 20 países donde la OMS considera que tienen los cuidados paliativos bien integrados en sus sistemas de salud: Polonia, Italia, Australia, Bélgica, Canadá, Rumanía, Uganda, Estados Unidos, Suecia, Singapur, Noruega, entre otros.

Entre los obstáculos principales que la OMS ha detectado para el acceso a los cuidados paliativos destacan: la falta de políticas que reconozcan el valor de la medicina paliativa; la falta de recursos para facilitar el acceso a los servicios y a los medicamentos básicos, incluidos los analgésicos; y la falta de formación de profesionales especializados en estos cuidados.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.